Gastronomía

Productos típicos

 

Vino de pitarra. Derivados de la matanza extremeña.

Queso de cabra. Aceitunas.

Migas Extremeñas

Ingredientes: Pan, pimiento, aceite, tocino, sal y ajos.

Un pan (que debe ser del día anterior) se hace pedacitos.

Se pone al fuego una sartén grande con el aceite (unas seis cucharadas) y se fríen en él los pimientos cortados en tiras. Se sacan los pimientos y se echa en el aceite el tocino cortado en pedacitos y varios dientes de ajos mondados. Cuando ambas cosas se hayan dorado, se agregan las migas, dándoles vueltas hasta que queden sueltas y doradas, entonces se le añaden los pimientos que se reservaron.

Las migas deben quedar muy finas y jugosas.

Ensalada de limones

Ingredientes: limones, huevos, poleo, bacalao, chorizo, ajos, sal y aceite.

Se desala el bacalao, se pelan los limones y se pican junto con los huevos, bacalao, chorizo y ajos, se mezcla bien todo. Finalmente se echa sal y aceite.

Buñuelos

Ingredientes: Un vaso de agua, un vaso de vino, dos vasos de aceite, un vasito de anís, una cáscara de naranja, una cucharada de miel, kilogramo y medio de harina, aceite y azúcar.

En el agua se cuece el anís, cáscara de naranja y una cucharada de miel. Después se echa un sobre de levadura y sobre esa cantidad se añade kilogramos y medio de harina, y con esto trabajamos la masa. Una vez terminada, se coge una bolita del tamaño de un huevo y se extiende con el rodillo para liarlo en una caña. Una vez liados, se freirán en aceite abundante. después se les espolvoreará con azúcar.

Floretas

Ingredientes: Harina, huevos, leche, azúcar o miel, aceite.

Se mezcla la harina y la leche, cuando están bien mezcladas se le añaden los huevos batidos, de forma que la masa no quede espesa. Se pone el aceite al fuego de manera que esté bien caliente, dentro del aceite se mete el hierro, que dará forma a la floreta. una vez fuera del aceite se mete dentro de la masa y se introduce de nuevo en el aceite caliente hasta que la masa se desprenda del hierro, cuando esté bien frita se saca y en un plato, que previamente le hemos puesto azúcar con un poquito de harina o miel rebozamos la floreta.